Un imparcial Vista de challas en meiggs

El año 1982 continuó con esta dualidad de espacios, merced de notables presentaciones de dos elencos universitarios. El primero, de la Universidad Católica, puso en el tablado del Palace el miércoles 8 de septiembre Ánimas de día claro, diferente de Alejandro Sieveking y ambientada en una casa de campo abandonada. Dirigida en su debut en 1962 por Víctor Jara, quien Encima había hecho la recopilación musical de la obra, traía a Melipilla un equipo compuesto por integrantes de la escuela de teatro de la casa de estudios católica a un precio muy bajo. La crisis 274 apretaba los bolsillos y el país no estaba para gastos, 274 La crisis económica mundial en 1982 afectó duramente a Ají. El Producto Interno Bruto (PIB) disminuyó fuertemente en 1982 respecto del año precedente, el desempleo alcanzó a 30% entre 1982 y 1983, se produjo una disminución progresiva de los sueldos, el gobierno intervino los bancos para rescatarlos de una catástrofe y licitó diversas empresas del Estado. Todo este costo social, como era de esperarse, fue asumido por las familias, fortaleciendo con ello la molestia contra la dictadura (op. cit. Correa et al., p. 293). Las causas de la recesión de los ochenta, a causa de Ffrench- Davis, tuvo su origen en tres shocks externos muy fuertes, facilitados por la extrema apertura económica de Ají. El primero tuvo que ver con los flujos de capital, donde: el uso de reducción externo, después de medrar a 19% del PIB, cayó a la centro de esa cifra en 1982 y a la cuarta parte en 1983 ( ) Es claro que el elevado endeudamiento registrado en 1981 respondió a un burdo error de la política económica interna, la que permitió un endeudamiento evidentemente excesivo (Ffrench-Davis, Ricardo, Entre el neoliberalismo y el crecimiento con equidad. Tres décadas de política económica en Ají, Buenos Aires, Siglo XXI Editores, 2004, pp ). Sin bloqueo, argumenta Ffrench-Davis, que sin o con crisis, el resultado hubiera sido el mismo, sin embargo que la Patrimonio chilena desde 1977 se venía acomodando, tanto a la estructura de producción como el desembolso, a nivel de entradas de caudal insostenible a mediano plazo (op. cit. Ffrench-Davis, p. 175). De este modo, tarde o temprano la economía chilena hubiera necesitado de un ajuste, y ello se ve reflejado en que no obstante en 1981 se había comenzado a registrar una caída del PIB. El segundo shock forastero consistió en el incremento a las remesas de intereses,

110 siempre había que cercar, no ver, callar. Y la doble significación. Si él violaba era choro, si ella Cuadro abusada se lo andaba buscando. Mientras tanto, la ciudad en dictadura tenía sus anhelos propios: la construcción de un megacentro deportivo que nunca se concretó, la negocio de una antena repetidora para que se viera mejor la tele, la Billete de Soinca Batín por primera oportunidad en el torneo de promoción del fútbol profesional codeándose con equipos de renombre, y mayores celebraciones en zonas no céntricas, como Huilco y Mallarauco. Anhelos que se sazonaban con un maquillaje urbano para determinar hijos ilustres a tantos como nunca antaño se había hecho. El líder de la Congregación de Gobierno, Venerable Pinochet y los generales Humberto Gordon, Adicionalmente del Ministro del Interior, general César Raúl Benavides, fueron declarados por el alcalde Eduardo Morales como ciudadanos ilustres. Morales, capitán en retiro del Ejército, pequeño agricultor y dirigente camionero, guardaba buenas relaciones con el dueño del Cinema Palace y forjó una relación cordial entre el municipio y el principal perímetro de espectáculos. A tanto llegaba dicha empatía, que los dineros recaudados por el Buscando la Mejor Voz se repartían igualmente entre el patrón del Palace y la Municipalidad, destinando parte de lo obtenido al Hogar de Ancianos. Al Serrano, por su parte, le seguía yendo correctamente y permanecía como el lado de siempre, según recuerda Pía Barros: No era caro porque daban tres películas, aunque para que pasara rápido le cortaban las tres cuartas partes. Pero individualidad iba como a pololear igualmente, estaba la lista del cochero para ir a atracar y defender tu virginidad como energúmena, pero había sectores donde te sentabas a ver si queríCampeón.

Ellos evidenciaban dos tendencias: la imitación de cantantes populares de la Nueva Onda chilena y del cancionero popular y comercial de los abriles sesenta, y la presencia de conjuntos folklóricos de la zona. Todos se realizaban los domingos en la mañana en el Palace, antiguamente del inicio del rotativo. Uno de ellos fue el Mes de la Chilenidad, llevado Delante por la JUM, animado por Ricardo García y Juan La Rivera, que contó con la Décimo de Rolando Alarcón y Los Huasos Quincheros, entre otros; y el festival Voces Estudiantiles, iniciado en 1969 y donde campeaban los dobles de Leonardo Favio, Salvatore Adamo, el Pollo Fuentes, Sandro y Raphael, venidos de Santiago, El Monte, Talagante y alrededores. Los únicos problemas del Palace eran su sistema de amplificación para presentaciones en vivo, su decorado ancho, pero con poco fondo, y la marcha de una parrilla de iluminación. En otras palabras, no había sido diseñado para teatro. Figuraí y todo, el Rotary Club llevó al inadecuado proscenio al Instituto de Teatro de la Universidad de Chile, con la obra de Antonio Acevedo Hernández La Canción Rota. Claro, si se trataba de ayuda, la idea era cobrar más y el Palace, con algunos retoques y esfuerzos, lo permitía. Y no sería el último montaje teatral, todo lo contrario. Pero eso poco importaba para una comunidad que paulatinamente comenzó a entrar al nuevo séptimo arte, tras aventajar una timidez prístino que tenía que ver tanto con la enormidad del emplazamiento como por el sitio en el que estaba enclavado, un sitio mirado en menos durante décadas. En el interior de las primeras cintas proyectadas se encontraban Insaciable en el Amor con Jean Seberg y Pierre Brasseur, Reportero Chiflado y Unidad Cuadro Culpable. Para el domingo 12 de septiembre se anunciaba La Fierecilla

57 pesos, contraído en la administración municipal inicial, en una obra que le diera hacienda lícitamente para fertilizar este préstamo y sus intereses 155, Campeóní como para hacer caja a futuro. La segunda, tiene que ver con que se trató de una donación hecha por la grupo De la Presa por expresa petición de su patriarca, Juan Manuel de la Presa, cautelando que siempre se mantuviera para fines culturales 156. No obstante, los historial 157 son contundentes para indicar que la primera es la más adecuada a lo ocurrido en esos años. Y sobre la razón que tuvo Manuela García de la Presa para vender, el docente Mario Alvear Jarpa, nacido imparcialmente en 1935, sostiene la tesis de que ella pasaba por problemas económicos. Pienso que doña Manuela García de la Presa no estaba atravesando un buen momento crematístico cuando decidió vender el Teatro Serrano (...) el municipio, presidido por don Rafael Morandé Campino y demás regidores, no podían ignorar que no había ningún ciudadano en condiciones de contestar delante la ofrecimiento, y la vida mundana de los ricos agricultores giraba en torno a los salones de la capital. A sabiendas, me imagino, procedieron a regatear. Ofrecieron doscientos treinta, que la señAhora se apresuró en aceptar Revista Melipilla al Día, 27 de noviembre de Esta tesis es defendida por la tribu De la Presa y se mantuvo durante primaveras como la verdad oficial. En opinión de Mario Alvear, la narración fue difundida por el periodista Víctor Marín. Guiado por este comentario, Alvear revisó libros de donaciones entre los años 1930 y 1940, pero no vestíbuloó nada, lo que sumado a los documentos de compraventa, lo hicieron entender que la figura de la donación se emparentaba con la de traicionar algo de gran valía a un precio mucho beocio, lo que usualmente se usa para afirmar no lo vendió, lo regaló. 157 Escritura de compraventa de la propiedad del Teatro Serrano guardada en el archivero a fojas 881, núúnico 661 del sexto bimestre de 1935, delante el protonotario conocido Julio Villarroel Mora.

6 Auque Auque Literalmente Auque-Auque significa remoto-viejo, si lo traducimos de su habla nativa, el Aymará. El sentido de la danza es de homenaje al hombre viejo que ha corto largos abriles de existencia, y a la tiempo es un homenaje al santo patrón que casi siempre es representado por un anciano. El ser anciano era equivalente de superioridad y fortaleza, por eso se buscaba dignificarlos y honrarlos. "La danza de los viejitos" enfatiza su identidad y vitalidad a través de los que son capaces de hacer bailando.

A tal punto llegó el delirio durante este siglo por la ópera, que las escasas funciones de compañíVencedor llegadas desde Europa marcaron un hito, no sólo porque ratificaban la existencia de un arte sublime y portentoso, sino todavía porque sus primeras figuras provocaban un verdadero fanatismo y delirio en sectores que no podían almacenar su compostura frente a expositores de una disciplina considerada perfecta 64. Era Chile un país que aspiraba al arte europeo. El historiador Lautaro Núñez, lo describe Triunfadorí: durante los decenios entre los presidentes Prieto y Pérez se logró una cierta estabilidad política que le permitió a la élite promover nuevos Títulos educativos, del arte, la Civilización y las ciencias, a raíz de ese espíritu del romanticismo que mantenía a los liberales y conservadores siempre alertas a las novedades desembarcadas de Parejoís Con matriz cultural nos referimos al universo simbólico que permite, en opinión de Berger y Luckmann, que ( ) todos los significados objetivados socialmente y subjetivamente reales, toda la sociedad histórica y la biografía de un individuo se vean como parte de ese universo. Es en él donde se legitiman los pilares de una determinada forma cultural, que será medida y contador, contenedor y expulsor de lo cultural en determinado situación de tiempo. Al respecto, Berger, P. & Luckmann, T., La Construcción Social de la Efectividad, Buenos Aires, Amorrortu, 1983, p Para profundizar aún más en este concepto se recomienda revisar: Mandoki, Katya, Prácticas e Identidades Sociales, Madrid, Siglo XXI, 2006, pp. 87 y ss. 64 Al respecto: Cánepa, Mario, La Ópera en Chile, Santiago de Chile, Editorial del Pacífico, 1976, pp Núñez, Lautaro, La consentimiento de la disparidad cultural o el difícil arte de escuchar en La construcción cultural de Pimiento, Valparaíso-Pimiento, Ediciones Consejo Na

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

Te invitamos a que te registres para descubrir todo lo que tenemos preparado en nuestra web para tí. Podrás enterarte de todos los descuentos, ser el primero en conocer los nuevos productos y podrás realizar tus pedidos de forma muy rápida y cómoda. Te estamos esperando.

39 simpatía 112 y respaldo a la mujer, y arribó a Culiprán desde Santiago con un cuerpo policial que conminó a los campesinos a cumplir con las faenas. Los obreros se negaron y marcharon desde el campo hasta el centro urbano en una emblema que superó los 300 hombres. La ciudad se conmovió con su inusitada presencia 113. A dos cuadras de donde llegaban marchando los campesinos, y con apenas cuatro díFigura de diferencia, jóvenes mujeres incluso vencían sus miedos, claro que temores de otra índole, más pueriles y adolescentes, pero miedo al fin y al mango. Lo hacían al ingresar al Teatro Colón, en el inicio de una in- 112 El diputado Silva Cortés terminaría contrayendo matrimonio, en segundas nupcias, con la potentada Ana Wodehouse. 113 La Nación, 3 de febrero de Luis Vitale ha dado cuenta de este asonada al citar el diario Operario El Despertar, en su estampado del 10 de Febrero de En él se insta a los peones a formar conciencia de clase, para no sólo obtener mejoras salariales, sino que incluso la posesión efectiva de un pedazo de la tierra que labraban. Véase: Vitale, Luis, Interpretación marxista de la Historia de Chile. De la República Parlamentaria a la República Socialista ( ), Tomo V, Santiago de Pimiento, LOM Ediciones, s/f, p Culiprán sin duda alguna ha sido una zona precursora en las luchas laborales campesinas en Chile, y sin acertadamente no logró romper el vínculo paternalista de la vida hacendal, en 1965, nuevamente Culiprán toma la delantera con el pronunciamiento de ese año. De la Peña menciona que la tardanza para aplicar la Reforma Agraria por parte del gobierno de Frei Montalva llevó a que Culiprán se sublevara entre otras razones : En Culiprán, la valor de vivir la tierra (en febrero de 1965) la tomaron los inquilinos y los peones tras una serie de enfrentamientos con el terrateniente al negarse éste a pagar el salario exiguo y exigir el pago del arrendamiento por el uso de pastizales y animales de tiro (que antes se incluían en el contrato de terrazgo). Gracias a las campañCampeón de los partidos políticos, Figuraí como al hecho de aprender leer y escribir y tener golpe a la prensa, los campesinos de Culiprán también sabían que el presidente se había comprometido con la idea de repartir tierras; que había organismos del gobierno (CORA: Corporación de la Reforma Agraria, e INDAP: Instituto de Expansión Agropecuario) encargados de planificar y finalmente poner en ejercicio el reparto; y que la opinión pública estaba generalmente a cortesía de ellos (De la Peña, Guillermo, Las movilizaciones rurales en América Latina desde c en Bethel, Leslie (ed.

139 1980 y 1990, ni acogía una cartelera no cinematográfica que pudiera entregar espectáculos complementarios de forma periódica, y sólo albergó esporádicamente las no obstante mencionadas fiestas de atuendo escolares o beneficios, hasta su definitivo cierre. Apto a este proceso, ocurrió un declive de las tradicionales salas de cinema en Pimiento. Si en la decenio de 1930 se produjo una merma de los salones que presentaban obras en vivo, adecuado a la aparición de los cinematógrafos que iban en promoción, por la período de 1970 el negocio del gran pantalla comenzó a decaer, no quedando más de cincuenta salas a fines del decenio. A este problema el Estado le hizo frente mediante el arriendo de salas de cinema en todo el país a través de Ají Films, cuestión que duró hasta la privatización de la empresa estatal en el año En los noventas, las salas tradicionales de séptimo arte sufrieron un nuevo revés con el desembarco de las cadenas internacionales Cinemark, Hoyts y Showcase, las que llegaron a acomodarse el 70% del mercado Doméstico 297. En este contexto, Melipilla no fue la excepción, asimismo se vio afectada por la crisis de final del setenta, y aunque para los noventa no Bancal novedad que el VHS y los video clubes fueran en ascenso, existiendo más de cinco en la ciudad. Desde luego asimismo la cercanía con Santiago y el comunicación que los melipillanos podían tener a salas de cine de las cadenas internacionales hizo que el Palace cayera casi en un completo desuso. Una momento mencionadas y descritas todas las variables anteriores, junto a una aclaración. A todos estos factores, que emergen a la vela del estudio de casos entrar aqui de todos los teatros melipillanos del 297 Al respecto revísese el sitio Web Memoria Chilena.

Qué tenía que ver un canal con el teatro? Casi carencia. El problema se originó cuando una hectradio del predio El Pino de Anatilde Silva de Ovalle se humedeció como consecuencia de la desidia de muros en el curso de agua. La señora Anatilde, Por otra parte de exteriorizar su molestia, exigía que se construyera un puente, un muro y se abovedara el canal en la extensión en torno a su chacra, entre otras obras. Esto Bancal una demencia, puesto que se debía cortar el agua por un tiempo prolongado y el municipio no tenía patrimonio para llevar a cabo tamaña trajín. Si sin embargo cargaba con una deuda pronosticada de 10 millones de pesos, menos estaba en condiciones de liquidar otros 7 millones que repentinamente se le exigían. En esas circunstancias, Anatilde Silva de Ovalle pidió el bloqueo del Teatro Serrano y sus rentas de arrendamiento del año El recinto salió a remate un año posteriormente, siendo adjudicado a los únicos postores: un Corro de vecinos y vecinas representados por Ricardo Ariztía, quienes de su saquillo lanzaron un guindola al alcalde Adolfo Larraín y al municipio conservador que encabezaba. Sólo en 1958 la Municipalidad devolvió el monto a este Asociación de buenas personas, readquiriendo el edificio por más de 9 millones de pesos. Con un panorama relativamente claro, el Teatro Serrano quedó, finalmente, en manos de Demetrio Pérez, un conocedor del negocio y a la época igualmente administrador del Teatro Cervantes del vecino puerto de San Antonio. Con Pérez se iniciaba la última presencia de un afuerino a cargo del Serrano. Su carta de presentación Bancal su trayecto en el rubro, la buena calidad del equipo sonoro, la promesa de pre

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

Él obedeció y prefirió no quedarse donde no lo querían. Sin bloqueo, esto trasladaría sus costos, pues si bien dejó personal a cargo de todo, elementos importantes para el espectáculo no estaban dispuestos, haciendo que la presencia de tamañVencedor estrellas resultara un fiasco que hizo que hasta el mismo José Bohr dirigiera palabras en contra del patrón. Si ya tenía muchos enemigos, ahora contaba con dos más: la Cruz Roja melipillana y su director Hernán Arias. Como tener la antipatía de la Cruz Roja Cuadro el colmo, el fin de Francione sobrevino de inmediato, dejando tras de sí el logro de suceder gestado una programación permanente para el teatro, menos por los accidentados dos últimos años. Sin bloqueo, su partida no estaría exenta de polémicas al interior del municipio, pues chocarían las visiones entre quienes deseaban una pronta posibilidad con un nuevo concesionario y quienes querían, delante todo, cautelar el proceso con un llamado público de propuestas. Ganaron los primeros y su apresuramiento, entregando el uso y cuidado del teatro por cinco años a la firma Selman, Varcellino y Cía. Ltda. por un valor de $ pesos anuales, superando en un 300% las ganancias anteriormente obtenidas. La nueva empresa se abocó de inmediato a elaborar la sala, levantando el piso de la platea, colocando butacas nuevas, otro equipo sonoro y pintando las paredes. Con el caudal restante se podría, finalmente, construir la frontispicio. Pero el impulso alcanzó solamente para poner en el foyer el plano del frontis que se sublevaría. Cuadro una prioridad para la Agencia del alcalde Roberto Excelente, aunque no se concretaría en el plazo es

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “Un imparcial Vista de challas en meiggs”

Leave a Reply

Gravatar